24 ago. 2009

La goleada del fútbol, festejo de todos

La primera fecha del Apertura fue un éxito no sólo para los hinchas, que pudieron ver gratis los diez partidos, sino también para Canal 7, que tuvo un rating excelente promediando los 11 puntos. Además, en América hubo muy buenos números de audiencia. Fueron 20 horas de juego repartidas en tres días.


No fue un fin de semana cualquiera, tampoco el inicio de un torneo más. Sin dudas que la que pasó fue una fecha histórica para el fútbol argentino y, para fortuna de los millones de hinchas de todo el país, se pudo ver en vivo, en directo y sin pagar un solo peso. El desembarco de la televisión pública, gratuita y para todos en el campeonato de Primera División modificó radicalmente el panorama en los hogares argentinos, que no tuvieron que pagar para ver ni esperar hasta el domingo a la medianoche para observar los goles. Con sólo encender el televisor el fútbol se hacía presente. Puntos de oro. Fueron 20 horas de fútbol repartidas en tres días (dos encuentros el viernes, cuatro el sábado y otros cuatro el domingo) que arrojaron como saldo los excelentes números de rating para la TV pública, tanto Canal 7, que emitió los 10 partidos; como América y Canal 9 que retransmitieron las imágenes y sonidos de algunos de los cotejos que producía el canal estatal. El promedio de rating que tuvo Canal 7 durante el fin de semana fue de 11 puntos, con picos de 13 mientras que si se suma el encendido de la emisora estatal con el de América durante los encuentros de Boca (ante Argentinos Juniors) y River (frente a Banfield), la cifra trepó a los 20 puntos, un número grandioso para el edificio de la avenida Figueroa Alcorta. “En el canal se sigue minuto a minuto el rating y los números son espectaculares, la gente sabe que prende la tele y ve el partido, es un cambio muy grande para lo que estábamos acostumbrados”, le dijeron a El Argentino desde el 7. El rating sólo tiene en cuenta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el primer cordón del Conurbano, por lo tanto es imposible medir las cifras de todo el país, pero está claro que en la gran mayoría (en algunos lugares Canal 7 va por cable) de ciudades y pueblos del territorio nacional el fútbol gratuito fue una fiesta. Buena imagen. En las transmisiones de los tres días se apreció un correcto seguimiento de las jugadas mediante un gran respaldo técnico, con pocos primeros planos de las tribunas y de los entrenadores. Toda la atención se la llevó lo que realmente importa: la pelota y los jugadores. Fue notoria la presencia de ex jugadores en las cabinas de transmisión: Gustavo Barros Schelotto estuvo en Gimnasia-Godoy Cruz, Daniel Bertoni en Independiente-Newell’s, Juan José López en San Lorenzo-Atlético Tucumán, Carlos Pachamé en Arsenal-Estudiantes, Jorge Chino Benítez en Boca-Argentinos y Norberto Beto Alonso en Banfield-River. Pantalla limpia, relatos y comentarios medidos, respeto de los horarios y repetición de goles a toda hora y por todo lugar fueron otras de las características de esta nueva era en la televisación futbolera. Con algunos detalles por ajustar, algo esperable dada la escasez de tiempo para montar semejante estructura, se puede decir que Canal 7 ganó por goleada y, lo que es mejor, todos festejaron

elargentino.com (fuente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios ofensivos (sobre todo los anónimos) serán borrados. Esperamos las historias de fútbol