11 ago. 2008

El mundo es redondo

Usted esta loco le decían a Cristóbal Colon, si navega en esa dirección se va a perder en el infinito del universo.
Señor el mundo es redondo, dijo Colón y se largo a la aventura marítima en busca de las Indias.
Pasaron más de quinientos años y hoy nadie duda de laredondez del mundo, sin embargo en estos últimos cien años el hombre fue construyendo un mundo redondo que gira alrededor de la pelota de fútbol.
Hace alrededor de cuatro años, viajando camino hacia Mburucuya (Provincia de Corrientes), observe algo que me hizo confirmar que el mundo gira en torno del fútbol.
Teníamos que llegar al festival del chamame con una delegación misionera y al llegar a Caa Cati, nos dimos cuenta que habíamos errado el camino, pero igual por ese camino se podía llegar pero era una travesía de alrededor de 80 km por la arena y las lagunas producidas por el efecto de las lluvias caídas.
Pasamos por el Parque Provincial Mburucuyá y los carpinchos nos saludaban contentos por ver a humanos transitando por el lugar.
Habiendo transitado unos cuarenta kilómetros por arenas desiertas vemos alrededor de cuarenta caballos estacionados en fila atados a la alambrada.
En el corto trayecto hasta el lugar fuimos imaginando cosas, ¡será una convención de gauchos dijo uno! O quizás una jornada de doma dijo otro!
Cuando llegamos al lugar vimos para sorpresa de todos, a más de veinte tipos prendidos en un partido de fútbol.
¡Y si Señores, el mundo es redondo!.

Isaac Sevi/08

27 jun. 2008

Se fue gritando Gol….

Eran los últimos días de octubre del año 2002, ya se empezaba sentir el calor sofocante de esta Posadas, húmeda y hermosa.
Como todos los miércoles a la noche alrededor de las nueve, nos fuimos acercando al club Tokio, con la esperanza de hacer un gol y con la seguridad de transpirar mucho para después con mucha sed bebernos unas cuantas cervezas.
Ahí estaban, con muchos kilos de mas, disimulados en la teoría futbolera, Miguel Franco, Café Azar, José Báez, Chacho Muller, Claudio Sacramento, Huguito Almiron, y el polaco Damián Tusinkievich, entre otros.
Empieza el partido, en la alfombra rota se desliza la pelota, enojada por el mal trato que le propinaban aquellos jugadores, que repito en la teoría sabían mucho de fútbol pero en la práctica era una cosa diferente a lo que debe ser un jugador en serio.
En el primer cruce Café Azar, pasa de largo y la redonda le queda servida a José Báez, que con toda sutileza pega un puntazo que sale casi a cuatro metros del arco (es lo mas cerca que estuvo en su vida de hacer un gol)
¡Perro! Se escucho desde la cancha de básquet, pero bueno sin hacer el más mínimo caso a esa aseveración siguieron jugando.
Alrededor de los diez minutos de juego, Miguel Franco, emprende una veloz corrida por la punta derecha dejando en el camino a Claudio Sacramento, y tira un centro al medio del área donde la para el Polaco Damián, (vestido con una camiseta de la selección argentina y medias rojas) quien a diferencia de José Báez, mete la redonda en el fondo del arco, alza los brazos, levanta la vista hacia el cielo, grita Gol. Y se desploma para siempre en la alfombra verde del Club Tokio.
Se fue con la alegría del gol en la garganta, dejándonos con la tristeza de su partida, en aquel miércoles de mierda.

Isaac Sevi
Junio 2008.