30 oct. 2009

Lechuga

José Roberto "Lechuga" Villalba.
       El "Pelé" Misionero.



Hablar de Fútbol es hablar de Jugadores.
Y quién puede omitir en esas extensas charlas de fútbol posadeño y barrial,  el nombre de José Roberto "Lechuga" Villalba.
Hablar de "Lechuga" es  Simplemente hablar de fútbol.

Pero qué difícil se me hace hablar de la historia futbolística, de este Fenómeno del Fútbol Misionero.

Por que no lo vi jugar. Por que solo sé de él por los relatos de la gente
Que lo amaban, que lo disfrutaban, que lo querían, por que eran  alegres con su fútbol.

Por eso y a la distancia me animé como un amante del fútbol exquisito, escribir algo sobre el "señor" Fútbol. Sobre ese personaje que sobresale a todo como un verdadero exponente del arte nato del fútbol local. Seguramente existieron y existirán  grandes valores del fútbol misionero, pero perdón,  me quedo con vos "Lechuga".

Tu nombre traspasó las fronteras de Posadas, no hizo falta la tecnología para hacerte conocer, buscaste lo que mejor sabías para comunicarte rápido con la gente. La pelota. Esa pelota que te acompañará siempre para que sigas dibujando finitas y haciendo esos goles mágicos, como lo hiciste en las cancha de tu querido Atlético Posadas.

Todos en el interior de Misiones ya hablaban de vos…

"Recuerdo que en los años '60 se hacían esos campeonatos de selecciones y Posadas tenía un cuadrazo. Yo vivía en Obera", cuenta "Tito" Boldú , y ya en ese entonces se hablaba de un tal 'Lechuga' Villalba y la gente se acercaba a la cancha para verlo jugar… te digo ya en esa época era un 'capo' Lechuga. Y ya  era un poco grandecito."

"Mirá, de 'Lechuga' te puedo contar muchas cosas", rememora "Peloncho" Chemes, hijo de don Santiago Chemes, un gran dirigente de Atlético Posadas, en los años 60´.
"Íbamos con la chatita de mi papá a buscarle a 'Lechuga' allá por la orilla del Paraná.
El estaba comiendo su  asado con sus amigos, estaba ya un poco alegre y mi viejo lo convencía para que juegue ese domingo para Atlético Posadas, le juntaban una platita y
" Lechuga", no solo que jugaba sino que daba clase de Fútbol y eso que no era muy amante del entrenamiento" Recuerda Chemes..

Después, integró la selección de Misiones y ahí ya su nombre se traslado al país.
Le decían el "Pelé" Misionero. Desparramó fútbol.
Y eso le valió que muchos clubes de la Primera lo vinieran a buscar. Tal es el caso de Independiente. Pero en el año 1962 fue Estudiantes de la Plata quien lo llevó, pero él no pudo adaptase a vivir lejos de su familia.

Entre los '60 y '70 jugó para los clubes Palomares y Atlético Posadas.
Pasó el tiempo del profesionalismo y Roberto siguió deleitando fútbol en los torneos barriales en la década del '80.

Vivió toda su vida cerca del río Paraná y su oficio, además de jugar al fútbol, era la olería que lo ayudaba a vivir y a mantener a su familia integrada por su esposa Verónica Gumercinda Arrieta y seis hijos.

"Cuando la EBY lo relocalizó, se quedó sin oficio, comenzó a hacer changas y llegó a ser cartonero", recuerda su esposa que lo acompañó desde los 14 años.

En el 2006 le detectaron un grave problema de salud, pero Lechuga no tení recursos para atenderse. Se tuvo que hacer un proyecto de comunicación en el 2006 -autoría del ex diputado Soria Vieta, que no era de Misiones, menos de Posadas- para que el gobierno  provincial proveyera en forma gratuita atención médica, estudios necesarios y medicamentos al señor José Roberto " Lechuga" Villalba.

Nunca supe si se efectivizó ese pedido, que tomó estado parlamentario el 8 de agosto a las 11 de la mañana del año 2006, bajo el número de expediente 28758/06  que también solicitaba una pensión por su edad avanzada y su situación de salud.

Qué importa ahora eso. Importa tu Gloria. Importa tu Futbol.
Tus Jugadas.Tus goles. Tu Atlético Posadas. Tu Familia. Tu gente...

El fútbol está de luto señores. Se apagó la magia. 

Quienes te vieron jugar te disfrutaron. Se llenaron los ojos de juego.
De ese " Jogo" Bonito Tuyo, " Lechuga.

Y partiste con la humildad del GRANDE.
Seguro que ese gran vacío será difícil de llenar…
Cómo le explico a mi hijo de 13 años que no te vio jugar.
¿Cómo le digo quién fuiste?
Por que mi hijo ese lunes que por última vez pasaste por tu querido Atlético
me acompañó a despedirte, sin que nos conociéramos, y en su inocencia me preguntó
-Papá, ¿quién era "Lechuga", jugaba bien?

Simplemente contesté:
¿Te acordás de Bochini, de Maradona, de Messi?
Bueno "Lechuga" Villalba era todo eso, pero en una misma persona.


El fútbol de la región está de Duelo...

Hasta siempre: José Roberto "Lechuga" Villalba.



                                                          José Luis De Avellaneda Benítez.



1 comentario:

  1. Muy lindo articulo. Soy de Posadas , y no tuve la suerte de verlo jugar pero mi papá me decia lo mismo de "lechuga" Villalba. Gracias! Soy Jose . alejandrojose704@hotmail.com

    ResponderEliminar

Los comentarios ofensivos (sobre todo los anónimos) serán borrados. Esperamos las historias de fútbol