30 oct. 2009

Lechuga

José Roberto "Lechuga" Villalba.
       El "Pelé" Misionero.



Hablar de Fútbol es hablar de Jugadores.
Y quién puede omitir en esas extensas charlas de fútbol posadeño y barrial,  el nombre de José Roberto "Lechuga" Villalba.
Hablar de "Lechuga" es  Simplemente hablar de fútbol.

Pero qué difícil se me hace hablar de la historia futbolística, de este Fenómeno del Fútbol Misionero.

Por que no lo vi jugar. Por que solo sé de él por los relatos de la gente
Que lo amaban, que lo disfrutaban, que lo querían, por que eran  alegres con su fútbol.

Por eso y a la distancia me animé como un amante del fútbol exquisito, escribir algo sobre el "señor" Fútbol. Sobre ese personaje que sobresale a todo como un verdadero exponente del arte nato del fútbol local. Seguramente existieron y existirán  grandes valores del fútbol misionero, pero perdón,  me quedo con vos "Lechuga".

Tu nombre traspasó las fronteras de Posadas, no hizo falta la tecnología para hacerte conocer, buscaste lo que mejor sabías para comunicarte rápido con la gente. La pelota. Esa pelota que te acompañará siempre para que sigas dibujando finitas y haciendo esos goles mágicos, como lo hiciste en las cancha de tu querido Atlético Posadas.

Todos en el interior de Misiones ya hablaban de vos…

"Recuerdo que en los años '60 se hacían esos campeonatos de selecciones y Posadas tenía un cuadrazo. Yo vivía en Obera", cuenta "Tito" Boldú , y ya en ese entonces se hablaba de un tal 'Lechuga' Villalba y la gente se acercaba a la cancha para verlo jugar… te digo ya en esa época era un 'capo' Lechuga. Y ya  era un poco grandecito."

"Mirá, de 'Lechuga' te puedo contar muchas cosas", rememora "Peloncho" Chemes, hijo de don Santiago Chemes, un gran dirigente de Atlético Posadas, en los años 60´.
"Íbamos con la chatita de mi papá a buscarle a 'Lechuga' allá por la orilla del Paraná.
El estaba comiendo su  asado con sus amigos, estaba ya un poco alegre y mi viejo lo convencía para que juegue ese domingo para Atlético Posadas, le juntaban una platita y
" Lechuga", no solo que jugaba sino que daba clase de Fútbol y eso que no era muy amante del entrenamiento" Recuerda Chemes..

Después, integró la selección de Misiones y ahí ya su nombre se traslado al país.
Le decían el "Pelé" Misionero. Desparramó fútbol.
Y eso le valió que muchos clubes de la Primera lo vinieran a buscar. Tal es el caso de Independiente. Pero en el año 1962 fue Estudiantes de la Plata quien lo llevó, pero él no pudo adaptase a vivir lejos de su familia.

Entre los '60 y '70 jugó para los clubes Palomares y Atlético Posadas.
Pasó el tiempo del profesionalismo y Roberto siguió deleitando fútbol en los torneos barriales en la década del '80.

Vivió toda su vida cerca del río Paraná y su oficio, además de jugar al fútbol, era la olería que lo ayudaba a vivir y a mantener a su familia integrada por su esposa Verónica Gumercinda Arrieta y seis hijos.

"Cuando la EBY lo relocalizó, se quedó sin oficio, comenzó a hacer changas y llegó a ser cartonero", recuerda su esposa que lo acompañó desde los 14 años.

En el 2006 le detectaron un grave problema de salud, pero Lechuga no tení recursos para atenderse. Se tuvo que hacer un proyecto de comunicación en el 2006 -autoría del ex diputado Soria Vieta, que no era de Misiones, menos de Posadas- para que el gobierno  provincial proveyera en forma gratuita atención médica, estudios necesarios y medicamentos al señor José Roberto " Lechuga" Villalba.

Nunca supe si se efectivizó ese pedido, que tomó estado parlamentario el 8 de agosto a las 11 de la mañana del año 2006, bajo el número de expediente 28758/06  que también solicitaba una pensión por su edad avanzada y su situación de salud.

Qué importa ahora eso. Importa tu Gloria. Importa tu Futbol.
Tus Jugadas.Tus goles. Tu Atlético Posadas. Tu Familia. Tu gente...

El fútbol está de luto señores. Se apagó la magia. 

Quienes te vieron jugar te disfrutaron. Se llenaron los ojos de juego.
De ese " Jogo" Bonito Tuyo, " Lechuga.

Y partiste con la humildad del GRANDE.
Seguro que ese gran vacío será difícil de llenar…
Cómo le explico a mi hijo de 13 años que no te vio jugar.
¿Cómo le digo quién fuiste?
Por que mi hijo ese lunes que por última vez pasaste por tu querido Atlético
me acompañó a despedirte, sin que nos conociéramos, y en su inocencia me preguntó
-Papá, ¿quién era "Lechuga", jugaba bien?

Simplemente contesté:
¿Te acordás de Bochini, de Maradona, de Messi?
Bueno "Lechuga" Villalba era todo eso, pero en una misma persona.


El fútbol de la región está de Duelo...

Hasta siempre: José Roberto "Lechuga" Villalba.



                                                          José Luis De Avellaneda Benítez.



¡Feliz Cumpleaños, Diego!

 Los goles del Diego en Boca

27 oct. 2009

Fútbol y Discriminación:

                


“Los jugadores de Patronato (Paraná) y los de 9 de Julio de Rafaela, al término del partido que igualaran 3 a 3 fueron duros con nuestra comprovinciana “NANU” Álvarez de Olivera, árbitro del encuentro correspondiente a la undécima fecha del Torneo Argentino B de Fútbol.
 

Las críticas que sobresalieron fueron  que era una “mujer” y las “mujeres” no están para dirigir partidos de fútbol.

Se puede cuestionar su actuación en cuanto a las equivocaciones que pudo haber tenido durante el desarrollo del encuentro, pero esto dicho así se puede tomar como un hecho de discriminación hacia el género femenino en cuanto a la actividad que le compete en este caso a la obereña.

El racismo, la xenofobia, la desigualdad de géneros y otras prácticas discriminatorias son una constante en el fútbol.

En ese sentido el INADI, dispuso “El Observatorio de Discriminación en el Fútbol, espacio que integran representantes de la A.F.A. (Asociación del Fútbol Argentino), la Asociación de Árbitros, Periodistas, entre otras personalidades.


Discriminación en las hinchadas:
                                                       

                                                    Es frecuente y sobre todo en los cánticos de “Los Borrachos del Tablón” barra brava de River, tildar de paraguayos y bolivianos a los simpatizantes de Boca, este tipo de discriminación nacional fue sobresaliente e incluso llegó a la justicia cuando la hinchada de Independiente de Avellaneda, que no tiene nombre, colocó banderas paraguayas y bolivianas entre sus adictos, lo que el árbitro Pezotta informara a la AFA y luego tuvo que declarar en la Justicia.

Otro hecho frecuente tiene que ver con el racismo y en ese sentido un caso cercano a nuestro fútbol, tiene que ver con la detención del jugador de Quilmes Leandro Desábato, por gritarle a Grafite, jugador del San Pablo “Negro de Mierda”.


Frases discriminatorias:

  ….."Sí, River tiene más hinchas que Boca... (más hinchas) argentinos". ==Davicce==
  ….."El que no tiene plata, no puede ser dirigente de un club".  ==Macri==
  .…"En un club hay muchos indios y un cacique, pero en la selección son todos caciques". ==José Luis Brown==


Estella Maris Álvarez de Olivera “Nanu”:
                                                            Fue una de las tres representante del arbitraje femenino de nuestro Continente, en los Juegos Olímpicos de Beijing, en el año 2008, es oriunda de Oberá “Misiones” y fue Campeona Nacional de Natación.

Esá radicada en Buenos Aires, cobró varios partidos del Argentino A, y hasta dirigió en la Primera B Nacional, es decir que le sobran pergaminos para dirigir en el más alto nivel.


                                                                       Isaac Sevi

22 oct. 2009

El Súper Clásico, según Mundo Redondo


El programa del lunes, la charla de la mitad más uno, y los aportes de las respetadísimas minorías.
Para el precalentamiento hasta el domingo, y a la espera del invitado de este viernes: un hincha de River que se la banque y apueste por el triunfo. Lo esperamos en la radio.


Dolina sobre Maradona y los buenos modos


19 oct. 2009

La pelota no se mancha (Diego Maradona)

Por: Claudio Sacramento


Es raro esto del festejo partido, no?

Cómo funcionan las cosas!! Queríamos que la selección clasifique al mundial y lo hizo. Ganó en Uruguay después de 30 años, el segundo triunfo de visitante, un montón de estadísticas que hacen importante el triunfo que fue acompañado de  la clasificación para Sudáfrica 2010, que en definitiva se obtuvo gracias a al gol de un jugador  de nuestro futbol local.
Pero no es suficiente, y volvió  la polémica con Diego.

Simplemente reflexiono.
Cuando uno toma determinada postura crítica sobre un tema debe tener en claro que puede recibir una respuesta de quien se siente dañado o simplemente exageradamente defenestrado, y esto es lo que paso con Diego.

Sus dichos son cuestionables desde el buen gusto o las buena costumbres como le gusta decier a muchos, pero no deja de ser el sentimiento en crudo, sin procesar, sin editar, de alguien que le dio toda su vida al futbol de nuestro país, alguien que con todos los errores que ha cometido en su vida, supo reponerse.

EL no eligió ser un ejemplo, lo eligieron. Hay que tener el temple y la personalidad del Diez para ser el mejor del mundo y codearse con el poder de verdad y resistir, caerse y levantarse, estar siempre vigente, un merito que en toda la andanada de críticas al menos una línea de elogio merecía.

Como jugaba la selección del 86 sin Diego? Alguien puede hablar del futbol del 90? Todavía son graciosos los bidones de Bilardo? A caso no tenemos casos bastante cuestionables en nuestro futbol que no superan unos minutos de comentarios y si hay horas para caerle a Diego y a la Selección?

Si Diego tiene que pedir perdón, también deberían hacerlo los que, detrás de otros intereses, hicieron lo contrario a lo que dice Maradona, mancharon la pelota.

A propósito de los ex-abruptos y la falta que nos hace Panzeri




Por: Miguel Auzoberria 


Desde la ya celebre declaración de Maradona, no faltó boludo que se posicionara a favor y en contra, y entre tantos boludos que opinan, por qué no voy a dejar de hacerlo yo también, una boludez entre tantas.

Mi reflexión no se va inscribir en la antinomia civilización o barbarie, que los medios construyeron en lugar de “seguirla chupando”; sino a lo que me motivó en torno al oficio del periodista deportivo y a sus prácticas demagógicas.

Muchos de los periodistas deportivos de hoy desconocen quián fue Dante Panzeri, y yo como lo recuerdo, en estos días pensé qué falta que hace ese “viejo antipático”, o mala onda,al decir de los tiempos Light que nos toca vivir.

Pero para aquellos que no lo saben, Panzeri fue el primer analista especializado que comprendió que el deporte suele ser espejo de lo que no es deporte, y que esta tan cerca del poder que, a veces, se convierte en el Poder mismo.

Fue un gran periodista que soñaba cambios, que despreciaba las corrupciones, y las actitudes complacientes del llamado “periodismo deportivo”; tildado de escéptico o amargado por los venales que les molestaba su conducta y especialmente su capacidad profesional.

Ese escepticismo que se le achacaba queda por el suelo, con una simple anécdota, que nos muestra su esperanza por cambiar lo que consideraba mal, cuando asumió la dirección de las paginas deportivas del diario La Prensa, junto a los redactores y les comunico que “de ahora en mas”, cuando se refirieran al Box, se lo denomine “homicidios legalizados”, porque el no entendía de otra manera eso que llaman deporte.

Pero regresando a los dichos y los interminables comentarios de la semana pasada, recordaba cuando Dante Panzeri decía, principios de los años ’70: “Es necesario hacer que no pulule el periodismo chabacano, tibio, sensiblero, complaciente y obsecuente que se ha “enseñoreado” en todos los sectores especialmente el deportivo” ; y se quedo corto porque la actualidad del periodismo deportivo es de una pobreza absoluta, plagado de seres miserables que lo único importante que pueden ofrecer es un micrófono en la mano, y que solo dicen lo que le dictan en la oreja por la cucaracha sus “productores”, incapaces de pensar por si mismos y reflexionar.

Tan bajo ha caído este oficio, que hoy se dedica a remedar el degradante estilo del “periodismo de espectáculo” donde no se analiza la obra de los artistas, sino que se lleva y trae chismes, para generar las llamadas generosamente “polémicas”, siendo solamente griterío de viejas conventilleras como se decía en mi infancia.

Quá otra cosa sino fue la patética, “pregunta” del hoy victima de “crispado” Maradona, el Toti Passman que en el estilo rialesco en lugar de preguntar fue con que Verón dijo que no hay nada para festejar, tergiversando lo dicho por la brujita minutos antes, pero con su intención de generar “mierderio” que tanto rinde en las tarde de la televisión argentina.

Y el “que sigan chupando”, y el “vos también la tenes adentro”, de Maradona fue el ataque a la libertad de expresión, de criticar, etc. y absolutamente los medios que tarde a tarde le faltan el respeto a la inteligencia del televidente, con las miserias de los mediáticos, que se burla de Zulma Lobato, que le da manija para que se zarpe Jacobo Winograd, que hacia chistes burdos sobre el tamaño que la tienen los enanos al tiempo que presentaban a los ya olvidados “Grosos”, que le dan lo que según ellos “la gente quiere”, se horrorizo y estigmatizo la expresión de Diego, algo que muchos en caliente dicen.
Enseguida organizaron sus ya poco creíbles votos telefónicos, si se tenía que ir o no por semejante exabrupto, sin duda fueron lapidarios.

Cuando Carlos Reutemann dijo “que la candidatura se la metan en el centro del culo”, la reacción fue distinta, algunos diarios criticaron pero comprendieron al moderado señor Reutemann porque estaba sometido a “presiones”, a este gobierno, a esta crispación que vive el país desde la resolución 125.

Maradona no tuvo compresión, fue la expresión del resentimiento, y si tal vez lo sea, su educación tal vez no es de la mejores, viene de la villa, pero que esperaban la respuesta de un sociólogo, fue la explosión de la bronca y tal ves la incapacidad de elaborar una argumentación lógica y racional, como la que observamos a diario en la televisión, en la política, en la sociedad, y en esos mismos periodistas deportivos hoy escandalizados.


Hace pocos mas de 30 años se lo consultaba a Dante Panzeri, sobre la responsabilidad de periodismo ante la sociedad y esto respondía: “Tal estado de inmadurez, explica la presencia de este sofisma chabacano y sensiblero, sentimentaloide y también absolutamente desinteresado en los más de los casos, puesto que negamos responda a intereses “superiores” de los que tanto juegan en una comunidad. Y esto es lo que hace aún más triste aquella culpabilidad de nuestra profesión en el desorden que nos hallamos dentro del deporte.

Se entristece aún más porque más que una premeditación que podríamos llamar material o ideológicamente interesada responde a una ignorancia del cometido de la profesión, a la comodidad y a la simpatía de opinar como opina el publico, ciertamente mas cómodo como camino de labor, que procurar que el publico llegue a opinar como opina el que dentro de una sociedad tiene la misión de pensar mientras el publico no tiene tiempo para hacerlo; tiene la oportunidad de ver lo que el publico no ve; de saber lo que el publico no sabe. Y en ese sentido “se debe” al publico, no para halagarlo por rutina ni adularlo por sistema. Ese es el periodista. E igualmente periodista e igualmente responsable es el periodista deportivo. A él le cabe la obligación de pensar…para enseñar, para educar. No pensar para “como agradar”. El agrado o desagrado que suscite su tarea nunca deberá ser rebuscado, forzado ni especulado por el periodista responsable.

Su misión en la sociedad sociológica y pedagógica, no escenogràfica. La coincidencia con las mayorías debe ser accidental, jamás rebuscada. El oficio es, acaso, oscuro; la obra rápida, el fin efímero; el instrumento imperfecto, pero la misión es grande.”; Si hoy resucitara Panzeri y viera a sus colegas, caería muerto nuevamente y por supuesto con mucha mas amargura que la que históricamente le adjudicaban.

Y es que la derrota cultural ha sido tan enorme, que ese tipo de análisis expuesto por Panzeri no solo seria imposible por la incapacidad discursiva de quienes hoy ejercen su oficio, sino porque los medios no lo admitirían. Y todas estas décadas de demagogias y ausencia de análisis críticos han llevado a la gran mayoría de los argentinos a desarrollar esa especie de “pensamiento mágico”, donde todo es cuestión de fe ciega, como por ejemplo esa de creer que en el 2000, Cavallo nos iba salvar del despiporre económico que se veía venir, como lo iba lograr aquel que nos había llevado a ese callejón sin salida, pero Chacho Álvarez a la cabeza de la clase política así lo creía y muchos argentinos también; bueno en las vísperas del partido con Uruguay, ese “pensamiento mágico” afloro, y estaba puesto en Palermo, indudable goleador y tipo de gran vocación de lucha, pero un veterano al fin, del que todos sabemos, nos es especialmente dotado en el manejo del balón, pero en fin, se convirtió en San Palermo, cuando todos sabemos que era el equipo el que no andaba bien, y que Palermo rinde, si tiene, quien juegue bien a su lado y lo provea de pelotas de gol, bueno todos pedían al rubio goleador que antes denostaban por aquellos tres penales que erró en un mismo partido. 

Y hoy sin ir más lejos, están comenzando a creer, que a Maradona habrá que irle preparando un cartel que diga Perdón Diego, como aquel que le hicieran a Bilardo en México ’86. Porque con Bilardo clasificamos a gatas, jugábamos mal, y en el mundial la rompimos… por lo tanto eso se va repetir, ya lo dicen algunos hinchas, dentro de poco algunos periodistas especializados, y durante el mundial y si los resultados acompañan será una verdad revelada.



Se viene el Infierno Rojo







Señores De Pie. Se Viene el Infierno Rojo

Este partido ante Chacarita marcó el fin de los alquileres y los cambios de cancha: el 28 de octubre, Independiente recibirá a Colón de Santa Fe en su estadio, el nuevo Libertadores de América. Por fin…
8 de diciembre de 2006. Ese día, el Rojo caía 2-1 ante Gimnasia de Jujuy y se despedía de la vieja Doble Visera, la primera de cemento de Sudamérica, y arrancaba un derrotero por cuatro distintos estadios donde hizo las veces de local.
El primer destino fue el estadio de Racing, donde el Rojo jugó 37 partidos, de los cuales ganó 16, empató 10 y perdió 11. Sumó 58 puntos y se despidió con un 52,2% de efectividad.

Además, en ese tramo, debía ser local ante Racing y lo hizo en el José Amalfitani, donde igualó sin goles en un polémico partido.
Después fue el turno del Tomás A. Ducó, en el Clausura 2009, donde, de diez partidos, ganó seis, empató uno y perdió tres. Sacó 19 puntos y obtuvo el 63,3% de los puntos.
Por último, en el Néstor Díaz Pérez, de Lanús, jugó cinco encuentros: ganó dos, empató dos y perdió uno.
Entonces, en total, fuera del Libertadores de América, Independiente disputó 53 partidos: ganó 24, empató 14 y perdió 15. Sacó 86 puntos y obtuvo el 54% de los puntos




José Luis De Avellaneda


Y para mayor glamour:

18 oct. 2009

UNA CUESTIÓN DE ACTITUD El Rifle Pandolfi en Posadas


Hay tipos que marcan una diferencia. Pero no por seguir el camino de lo que se considera exitoso y de lo que hay que hacer. Son quías que eligen, y no se dejan llevar. Aquellos para los cuales la vida no es un plan determinado que otros hicieron y que hay que cumplir. Aquellos que son respetuosos de sus placeres. El Rifle Pandolfi era un jugador de los llamados finos, de espíritu libre, de arte en el juego y también - hay que decirlo - de juego discontinuo. Sin embargo, y a pesar de haber vivido momentos gloriosos con Velez y Boca, en un momento dijo basta. Eligió, sin culpas ni cargos (o tal vez un poco si, ¿porque no?) dejar el futbol profesional para dedicarse a su pasión, la música, el rock. Rock del Oeste Bonaerense, mixtura rolinga, reggae, y mística piojosa. El sábado estuvo en Posadas, en La Casa Paraguaya, con su banda Mil Hormigas, ya de madrugada, compartiendo escenario con otras bandas misioneras y posadeñas. "El rock and roll, al cantar del  viejo sabio (paradójicamente)Young, no morirá jamás..." De actitud, estoy hablando...

Cafe Azar
Posadas, Domingo 18 de Octubre de 2009
(Después de un finde agitado)

15 oct. 2009

guarangada (publicado por Blog Goliardo)




Maradona es el hecho maldito del país burgués


Quizá para entender la cultura pequeño-buguesa- argentina, sea necesario rastrear el pensamiento del odio, en uno de sus máximos exponentes. En Radiografía de la Pampa, Martínez Estrada, desarrolla una metafísica sociológica de corte ciruela. En una conceptualización de “tipo ideal”, desarrolla caracteres del tipo-individuo barbárico que habita en las pampas argentinas. Una de esas tipologías, es la del Guarango:

“De la misma matriz del Compadre, pero cansada ya, nace el Guarango.”

El Guarango desciende del Compadre, del Gaucho malo, del matón a sueldo, del puntero político de la Pampa (léase “conurbano” en la actualidad). Quizás el primer Martín Fierro sea un Compadre -en sentido de estos guardianes de la estética sublime universal-, o sea, por lo tanto, los Guarangos son los hijos de Fierro. Pero sigamos:

“El guarango necesita un ambiente mayor que el Compadre, un publico más nutrido para que la agresión, bajo el aspecto de broma, siniestra y sociable, resulte triunfal.”

Según Martínez Estrada, el Guarango es “agresivo”,

“Es incivil, basto, sin pulimentos y desgastes que las sociedad impone a la pantomima del hombre; es un equivoco por donde como el chiste malicioso, se columbra una perspectiva prohibida, recusada.”

El Guarango es impolítico, y si es un sujeto sin desgaste, significa que es lo contrario al tilingo.

“Su primera movimiento, el volitivo, el que solo Dios puede juzgar, es el atropello. (…) En su burla del prójimo, hay un desprecio que tiene escozor de la propia inferioridad.”

Y termina su blasfemia, con lo siguiente:

“Después del Guarango sigue el mono.”

Después de la presente introducción, quiero comentar lo sucedido con Diego Maradona, y su acto de justicia frente a los dueños de la moral de la argentina. Escuchar a periodistas, intelectuales a sueldo fijo, buchones de editorial, aguateros de baldes pinchados, maliciosos y benévolos idiotas, decir de las “malas formas” del técnico de la selección argentina, y proclamar la “vergüenza mundial”, y lo mal que nos representa, es una acusación muy común en parte de la dirigencia argentina. La Argentina Guaranga que relataba Martínez Estrada, se ve reflejada en la editorial de muchos diarios argentinos. Maradona pertenece a ese mundo siempre despreciado, negado por la clase puta argentina. Villero del conurbano, hijo de una madre que tenia una máquina de coser que le había sido entregada por la máxima mujer de la historia argentina, Eva Perón; de piel criolla como el sargento Cruz, hábil con la pelota al igual que el Compadre y con chuchillo, negro cumbiero, cabecita negra, mal educado, pasional, enamorado, genio; Maradona representa lo otro de la civilización que añoró Sarmiento o Martínez Estrada. Si hay algo que la clase puta argentina no tolera, no es la “guarangada”, sino el acto de justicia de la palabra. “A chuparla” es una verdad ontológica, una afirmación conceptual, un “cagate”, un “bancatelá”, esto es, “estoy”, un “existo” y tengo palabra. Estoy acá, soy argentino, tengo cosas que decir. Maradona representa a la Argentina despreciada, pero necesitada por los bolsillos de los dueños de la bolsa. No les gusta Maradona, pero lo necesitan. Quizá la mejor respuesta a la argumentación de Martínez Estrada, sea la de Jauretche en Los Profetas del odio:

“Ezequiel Martínez Estrada, radiógrafo de la Pampa, es autor de un libro titulado “¿que es esto?”, cuya lectura lleva fatalmente a formularse la misma pregunta, después de que se ha leído en un tono de antiguo testamento, sus fulminaciones contra el país y especialmente contra su pueblo. Profetiza, abomina, injuria con ventilador y nos va llevando precipitadamente a la convicción de que esto es un estercolero y en el estercolero sólo hay una flor: Ezequiel Martínez Estrada.”

(Mensaje a Maradona: llamá a Riquelme, dejá la zoncera. no ves que Roman y Vos representan a la argentina nacional que éstos odian. ¡basta de zonceras!)




Publicado por Goliardo

10 oct. 2009

Palermo, Dumas y el sentido de las cosas



Algunos prefieren pensar que los héroes son resultado del destino. Algún oráculo prediciendo hazañas, estableciendo senderos, afirmando valores. La imagen siempre sensual e inalcanzable de la pitonisa que seduciendo con su cuerpo deja caer las palabras del destino. Sin embargo prefiero creer que, por el contrario, los héroes construyen sentido, cuentan historias, se enfrentan al caótico y arbitrario universo estableciendo una épica, un relato en fin.
El héroe sabe que el mundo no tiene sentido, y su gran epopeya es darle uno. Recorre los caminos de lo incierto para poder saber que fue un error y que una victoria. En ese camino instituye glorias y fracasos. Los dioses griegos, tan afectos al relato trágico (con el recurso narrativo de destino, por supuesto), bien podrían ser vistos desde esta perspectiva. Y uno podría afirmar que lo que la historia cuenta es en realidad el carácter performativo del oráculo. No habría así destino, sino relatos a ser vividos.
Palermo es, sin duda, un héroe que bien supo construir su relato de los arbitrios del mundo futbolero. Nada mejor que el fútbol, a pesar de técnicos y periodistas deportivos, para demostrar el carácter azaroso de las cosas. Palermo hizo – y hace – su historia en los límites de la sorpresa y lo previsto. Un largo relato plagado de momentos culmines, tensos, casi increíbles. Forzando lo ordinario, replanteando el orden de lo bello, fundando una épica de la arbitrariedad.
Podríamos contar muchos capítulos, tal cual una novela de Alejandro Dumas, donde nuestro héroe al borde del final se recupera para la próxima entrega en la misma “batihora” y en el mismo “baticanal”.
Sin embargo, todos los recursos narrativos estuvieron puestos a su disposición para que este capítulo de una selección nacional llena de grandes cuentas bancarias, protagonismos publicitarios, y jugadores estrellas en sus clubes tuviera el final que tuvo. El comienzo del partido con nuestro héroe en el banco, su entrada en el segundo tiempo, el golpe en la nariz que sangra(vaya metáfora Diego, no?), el empate de Perú sobre la hora, la lluvia, el viento, el tiempo límite. Dumas o Salgari no lo podrían haber pensado mejor. Palermo otra vez escribió su relato, le dio un sentido a su historia y salvó las papas al héroe que fue Dios, volvió entre los hombres, y lucha por recuperar su halo sagrado. Pero eso, es otra historia.
CAFE AZAR
Posadas, Octubre de 2009

9 oct. 2009

De taquito




Se dice que cuando uno hace fácilmente las cosas, las hace de taquito. Es decir, cuando no hace falta transpirar, ni pensar demasiado. El taquito - así en diminutivo - en el fútbol es un recurso de aquellos que escriben las líneas más exquisitas de la poética futbolera. “Se la pasó de taquito” es la frase que se suele usar para graficar la metáfora que se escribió en el campo de juego.

El jugador – así como un mago saca de la galera ilusiones en forma de conejos – hace un pase inesperado, crea un nuevo espacio, habilita una puerta que se abre hacia nuevas dimensiones. La situación cambia según el lugar de la cancha donde se escriba esta metáfora, sin embargo, es un recurso que aparece cuando parecieran estar todas las puertas cerradas.

Y en eso, todos los taquitos son iguales, abren nuevos espacios allí donde no había más que un muro infranqueable. Pero decía que cambia la situación, la estética, el sentido del taquito según este se dibuje cerca del área propia, en el medio campo, o en el área rival. Mientras que cerca del arco defendido, la imagen que aparece es la del vértigo y el alivio, en el área chica del equipo contrario adquiere un aura de belleza y éxtasis. En el medio de la cancha es poesía de oficina.

Como el caño, la bicicleta, la rabona, el taquito escasea en las canchas de hoy. Es que el camino del lirismo, de la psicodelia fútbolística, de las nuevas percepciones genera mucho miedo en los burócratas de la pelota. Por eso, tanto los hechos extraordinarios palermitanos o la fulgurante belleza del juego riquelmiano se destacan como aquellas viejas palabras que abren nuevos sentidos y nuevos goces en los libros de los mundos inexplorados de la estética futbolera.
CAFE AZAR
Posadas, primeros días de octubre de 2009

Voces por la Ley de Medios

5 oct. 2009

“Un Domingo Diferente”

Este primer domingo de octubre me encontró en Puerto Iguazú, tierra de las “Cataratas” y anfitriona en el último fin de semana de diversas actividades, turísticas, deportivas y culturales.

En ese sentido me tocó ser particípe de un encuentro literario de suma trascendencia a nivel internacional “El VIII Encuentro de Escritores Cataratas del Iguazú” realizado este año en homenaje al gran escritor, misionero por adopción, Víctor Berón, autor de la novela “Los Pájaros Sagrados”, cuyos relatos tienen el vuelo de las novelas de “García Márques” y que el presentador por error tambien lo relacionó con el escritor peruano y traicionero de las causas populares el nefasto “Vargas Llosa".

Pero, sigamos con el relato de ese domingo especial, en el cual me costó muchísimo levantarme en la mañana, producto quizas de una larga trasnochada de peña literaria, con versos que fluian de las gargantas latinoamericanistas que participamos del Encuentro en un bar particular de la ciudad llamado “María Preta” y cuyo anfitrión nos brindó la mejor de las atenciones.

Al fin cuando logro ponerme de forma vertical, escucho en el televisor de la habitación la noticia que informaba de la muerte de la CANTORA “La Negra” Mercedes Sosa, y fue entonces en ese instante que desde mis ojos aun con los parpados cerrados se me “Pianta un lagrimón”, quizas producto de la nostalgia de aquellos años de lucha por las reivindicaciones universitarias en el renacer de la democracia después de un largo período de persecuciones en nuestra castigada Patria y que incluso padeciera la “Cantora” fallecida, nostalgia quizas tambien del recuerdo de aquella única vez que tuve la suerte de estar junto a ella y que fuera justamente en la ciudad de Iguazú, en el mes de Julio del año 2002, donde como siempre tuvo una actuación memorable que aun queda en el recuerdo de quienes estuvieron presentes en el “II Festival de Música Sin Fronteras” que organizaba la Secretaria de Cultura de la Provincia, en ese entonces a mi cargo.

Recordando también el sufrimiento padecido por el mal carácter de la “Negra” y que a mí como organizador me tuvo en vilo durante los dos días que estuvo en Iguazú. (sufrimiento que por el solo hecho de escucharla cantar bien valía la pena y quedaba tras su actuación totalmente superado).


DESPEDIDA
Pasado el mediodía de ese domingo los cien escritores reunidos en el salón del hotel de Iguazú, nos depedimos del Encuentro Literario y de “La Negra”, cantando todos juntos: “Todavía cantamos, todavía pedimos, todavía esperamos, a pesar de los golpes que asestó a nuestras vidas el ingenio del odio……..” , el tema del “Negro” Heredia, que fuera bandera de lucha en la década de los ochenta.
Almuerzo, despedida del Encuentro y posterior viaje a Posadas escuchando el partido de Boca en la emisora radial que podia ir sintonizando en el trayecto.

Me acompañaban en el viaje un par de escritores que aparentemente no les interesaba el futbol o quizas no son tan fanáticos de Boca, y a los cuales tuve que hacerles callar en más de un par de ocasiones.


1ra Emoción el gol de Román, que según la descripción del relator entró pegado al ángulo izquierdo del arquero y que hacía recordar al Riquelme, de las mejores épocas.

2da Emoción, el gol de “Martín”, que según el comentarista entraría en la historia del fútbol mundial, quería compartir esa alegría “bostera” con mis acompañante y terminaban hablandome de poesía, de cuentos y otras yerbas. Entonces opté por callarme, subir el volumen de la radio y disfrustar internamente esta pequeña gran alegría del domingo.

Al final del partido, puse un C.D. de la “Negra” y apuré la marcha con la sola intención de llegar a mi casa y ver el Gol de Palermo, “El Eterno” dibujador de sonrisas.


Isaac Sevi

Acerca de la Naturaleza Metafísica de Palermo


Palermo es del orden de lo extraordinario, su naturaleza es metafísica. Pertenece a otra dimensión a la que por ahora no todos podemos acceder.
Solo pensándolo de este modo podemos empezar a comprender porque su nombre se asocia inmediatamente a un adjetivo INCREIBLE.

Las leyes de la física newtoniana, esas que pueden explicar las fuerzas que actúan en una carambola de Billar no nos sirven para explicar cada una de las proezas futbolísticas del GRAN MARTIN: Penales pateados con las dos piernas en simultáneo, pelotas que por raro efecto magnético caen para su bolea, una pisada en el área de River en la histórica semifinal por la copa que concluye con un gol hecho con la bota de yeso y este domingo un gol de cabeza desde más de 40 metros del arco de Vélez (el último campeón).

En efecto, tal vez la explicación más racional nos la otorgue la teoría de las cuerdas: La teoría de cuerdas que básicamente afirma que todas las partículas son en realidad expresiones de un objeto básico unidimensional extendido llamado "cuerda" o "filamento". En el caso de Martín podríamos afirmar se trata de una Fibra, la Fibra del goleador, ese impulso mágico del “optimismo del goooollllll”...!

Paradójicamente para explicar al loco Palermo tenemos que recurrir a las cuerdas, pues hablamos de un jugador de una dimensión superior a la del común, superior al 3D, a los jugadores concebidos como punto partículas. PALERMO es banca y se la Banca.
De acuerdo con esta propuesta, un electrón no es un "punto" sin estructura interna y de dimensión cero, sino una cuerda minúscula que vibra en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones. Un punto no puede hacer nada más que moverse en un espacio tridimensional. De acuerdo con esta teoría, a nivel "microscópico" se percibiría que el electrón no es en realidad un punto, sino una cuerda en forma de lazo.
Un lazo que nos une afectivamente a él.

Una cuerda puede hacer algo además de moverse, puede oscilar de diferentes maneras. Si oscila de cierta manera, entonces, macroscópicamente veríamos un electrón; pero si oscila de otra manera, entonces veríamos un fotón, o un quark, o cualquier otra partícula del modelo estándar. Esta teoría, ampliada con otras como la de las supercuerdas o la Teoría M pretenden alejarse de la concepción del punto-partícula.

Palermo nos une al todo concentrado en el grito de gol.

Sus seguidores consideran que la teoría de cuerdas es la mejor candidata para convertirse en una teoría unificada o Teoría del todo, es decir, una teoría capaz de describir todos los fenómenos ocurridos en la naturaleza debido a las cuatro fuerzas fundamentales: la fuerza gravitacional, la fuerza electromagnética y las fuerzas de interacción nuclear fuerte y débil. Existiendo, también desde el campo de la física, detractores que la consideran pseudociencia por la imposibilidad de falsarla y dado que, pasadas tres décadas desde su postulación, no ha sido posible aportar prueba experimental alguna que la avale.

Hernán Cazzaniga con la ayuda de Wikipedia

Y para recordarlo, el video:

¿Argentina necesita de la suerte o de Trabajo en equipo ?

Mundial Sudáfrica.



Qué lejos puede estar el mundial Sudáfrica para los argentinos, si solo dependiéramos de la suerte o de la "Ayuda del barba" como ruega Diego cada vez que se le pregunta si Argentina estará en el mundial 2010.

Suerte, azar, fortuna, ventura, casualidad, destino, Eso es lo que propone la selección argentina para poder clasificar al próximo mundial. De fútbol Nada.


Y de eso se aferra el entrenador de la albiceleste. De la suerte.


Pero la suerte existe en el fútbol ¿?


Siguiendo la lógica del cuerpo técnico se puede asegurar que la selección argentina enfrentará su próximo partido por las eliminarías, sin fútbol y librado al AZAR.


Al menos, esto se desprende de la convocatoria a Palermo. Sí, de Martín Palermo. Y deberíamos ser hoy benévolos con él por que la Argentina necesita Suerte o C... o para llegar al mundial.


Y quién le pude aportar esa cuota de suerte es: Martín Palermo, quién Otro.


Porque Palermo tiene un Trasero Grande, siendo generoso con la palabra trasero.


Tan grande que haces goles fuera de todo lógica en el fútbol europeo. Pero en el devaluado fútbol Argentino: el tuerto es Rey. Y Palermo es Emperador en esto.


Así estamos, con la adrenalina a mil por el exitoso triunfo a la poderosa Ghana.

Y obnubilados por el gol de Palermo a Vélez.

Y, después de todo: ARGENTINA PAIS GENEROSO...


Me quedo con la interpretación musical de la vigente Mercedes Sosa. Sí, por que siempre estará entre nosotros a pesar de que físicamente ya no.


"Y dale alegría, alegría a mi corazón...

Es lo único que te pido al menos hoy".


José Luís De Avellaneda


1 oct. 2009

“YOPARÁ”



Para la Selección

Estaría bueno que el Diego les junte a todos los convocados para los próximos partidos de la Selección Argentina, en el día de hoy 1ro de octubre y les dé un buen “Yopará”, para cargarles de energías positivas y abundancias en cuanto al juego de la pelota, porque la abundancia económica es la que les sobra.

El Yopará es una comida que se prepara el primer día de octubre, en una olla grande y se comparte con los vecinos, cuyos ingredientes son maíz blanco, poroto, charque o carne salada y seca, cebolla, sal etc., dice la tradición que el “Karaí Octubre, es un duende travieso y justiciero que llegado el mes de octubre se multiplica en duendecillos para castigar a quienes no han guardados provisiones de alimentos para el invierno y en cambio premia a quienes tienen la olla llena dándoles prosperidad y bienestar.

“Prosperidad y Bienestar” que les esta faltando a nuestra selección.

Aparte esta creencia viene de la República del Paraguay, por eso seguramente el equipo paraguayo ya está clasificado, sin embargo también esta tradición llega a varias regiones de la Argentina, Corrientes, Misiones, Formosa, Chaco, etc.

ENTONCES SERIA CONVENIENTE QUE LOS AFAMADOS Y PRÓSPEROS ECONÓMICAMENTE HABLANDO JUGADORES DEL SELECCIONADO ARGENTINO, VENGAN POR ESTOS PAGOS Y SE COMAN UN BUEN Y ABUNDANTE “YOPARÁ”.

Isaac Sevi

Palermo, el de madera...


Acá estamos a la espera de comentarios sobre Martín Palermo, casi 36 años, goleador de Boca..., el que es de "madera", que no aguanta dos tiempos, autor del 2 a 0 de Argentina ante Ghana.

¿Que no es mucho? ¿que Ghana de "gana" tenía poco?
Otra pregunta: ¿cuánto hace que con la selección argentina no teníamos esa "loca" alegría que nos dio Palermo anoche?
El Demonio Hauche jugó para Palermo, el Pocho Insúa jugó para Palermo, Bolatti jugó para Pelermo...
Y Palermo jugó para Argentina, jugó para nosotros.
Eso es un equipo, no un dream team de brillantes individualidades...


Foto EPA